Los trabajadores, por su parte, advierten que están preparados para mantener una movilización por dos meses.

Su última carta para desactivar una huelga que parece inminente en Minera Escondida jugará BHP Billiton -operador del yacimiento- en el marco de la negociación colectiva con los trabajadores de la faena de cobre más grande del mundo, ubicada en Antofagasta. Esto porque la compañía solicitó a la Dirección del Trabajo los buenos oficios, instancia final de conversación entre las partes, en donde el organismo oficia de mediador.

La compañía mantuvo hasta avanzada la tarde del jueves la incertidumbre sobre recurrir o no a esta etapa. Con esto, el proceso de negociación se extenderá por un período de cinco días hábiles una vez iniciados los buenos oficios.

Es así como la eventual huelga en la minera se retrasaría en una semana a la fecha establecida por los trabajadores, que era este lunes.

Adicionalmente, y según informó la minera en un comunicado, solicitaron al sindicato mantener servicios mínimos durante el periodo de huelga, en caso de que ésta se materialice. “Ello con el fin de garantizar funciones críticas, indispensables para resguardar la seguridad de las personas, el cuidado del medio ambiente y la integridad de las instalaciones”, dijeron.

Añadieron que esta solicitud fue contestada en horas de la tarde por la organización sindical, respuesta que “la compañía se encuentra analizando y evaluará la posibilidad de reclamar si se estima que la propuesta no es suficiente para garantizar los procesos críticos requeridos”.

“Estamos haciendo todos los esfuerzos para acercar posiciones con el Sindicato N°1 y por eso hemos pedido la mediación por parte del gobierno. Ya solicitamos al Inspector del Trabajo de Antofagasta buenos oficios, para continuar con el proceso de negociación colectiva en los próximos días”, indicó el vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida, Patricio Vilaplana.

Pese a la petición, las posturas están tan alejadas entre las partes que se cree poco probable que se alcance un acuerdo, a menos que la minera mejore sustancialmente la oferta. Esta incluía la disminución de las remuneraciones variables, además de un bono por término de negociación (BTN) de $ 8 millones líquidos y cero reajuste, alejado de la gratificación de $ 25 millones y aumento del 7% en los sueldos pedida por los trabajadores.

Según una declaración pública de la organización sindical, se están reduciendo en al menos $ 200.000 mensuales las remuneraciones. Es por eso, dicen, que están preparados para una larga huelga. “Estamos preparados a conciencia y de manera organizada para iniciar la huelga, a través de un plan de contingencia acompañado de medidas económicas que permitirán sostener largamente la huelga, por un período muy superior al previsto por algunos”, señalaron.

El vocero de la organización, Carlos Allendes, comentó que, de ser necesario, podrían tener detenida la mina hasta dos meses.

De cumplirse este escenario, y considerando que los ingresos no percibidos por la empresa llegarían a los US$ 20 millones, el sindicato calcula que Escondida deje de vender hasta US$ 1.000 millones.

Fuente: Diario Financiero