Además del Salar de Atacama, hay mineral en Maricunga, Pedernales, Aguas Calientes, Pajonales y La Isla. 
Aunque la mayor productora de litio del mundo es SQM, la empresa controlada por Julio Ponce no es la única que tiene pertenencias mineras en Chile para explotar ese mineral, sino que hay compañías de capitales australianos, taiwaneses, noruegos y chilenos con propiedad sobre ese elemento. Y pese a que el Salar de Atacama es hoy el único enclave del país donde se extrae litio, hay otras cinco cuencas lacustres nortinas -Maricunga, Pedernales, Aguas Calientes, Pajonales y La Isla- que tienen un alto potencial en ese mineral, además de otros cuatro salares donde hay litio en concentraciones menores.

En un momento en que este mineral se ha vuelto clave para la industria tecnológica y automovilística, debido a que se usa para baterías y la industria electrónica, tomar posiciones en los países con reservas resulta estratégico para muchas compañías. Este apetito por el mineral se refleja en el precio: en 2010, una tonelada se transaba en US$ 4 mil y en 2016, sobre US$ 12 mil, según información de la industria. Según Enami, la demanda por litio crece a tasas de 7% a 10% por año.

En Chile este mineral es considerado estratégico y no por su uso en la industria tecnológica. En plena Guerra Fría y en los primeros años del gobierno militar, en 1976 se incluyó como sustancia de “interés nuclear” en la ley orgánica de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CChEN). Las sucesivas leyes de la época profundizaron las restricciones para extraerlo: en 1979 se estableció por ley que el litio es del Estado, y en 1982 se declaró como no susceptible a concesión minera.

Pero se exceptuaron las pertenencias anteriores al año 1979, las que abarcan cuatro salares: Atacama, Maricunga, Aguilar y Pedernales. En esas zonas, hay pertenencias de empresas (ver mapa).

¿Dónde hay más litio? Según un estudio de Sernageomin, Atacama y Maricunga son algunos de los salares que poseen el cada vez más caro mineral. Hay otros, localizados en el Altiplano de las Regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama, que tienen contenidos de litio, potasio y boro de diferente interés. Aquellos con mayor potencial son los salares de Aguas Calientes, Pajonales y La Isla, además de Pedernales. Los salares de potencial medio son Loyoques, Tara, Aguilar y Parinas.

En Pedernales tiene activos Codelco, mientras que en Aguilar está Enami.

“El potencial que tiene el litio en Chile es grande”, dice el académico de la Escuela de Minas de Colorado, John Tilton. El también miembro de la comisión gubernamental sobre este mineral plantea que para desarrollar esta capacidad, es clave contar con las mejores políticas gubernamentales que permitan asegurar que este potencial se exprese.

Las empresas con litio

En el Salar de Atacama, en la II Región, según el registro de propiedad minera de Sernageomin, las empresas que tienen concesiones son SQM (101.110 hectáreas), SLM NX Uno de Peine (ligada al grupo de Francisco Javier Errázuriz) por 41.184 hectáreas, la Sociedad Chilena del Litio (Rockwood), que posee 16.700 hectáreas, y Minsal (antecesora de SQM). Le sigue la angloaustraliana BHP Chile, que tiene derechos por 7.950 hectáreas. Esta minera explica que su interés no es la minería no metálica ni el litio, sino que busca cobre.

En esa zona también está la australiana Durus Copper Chile, quien posee 160 hectáreas en la zona y que sí tiene interés en desarrollar este mineral no metálico, así como la Sociedad Minera Copiapó, que tiene otras 200 hectáreas.

Adicionalmente, en este salar hay pertenencias a nombre de dos personas naturales: la abogada Luz María Jordán Astaburuaga (300 hectáreas) y María Tejada López (50 hectáreas). Jordán Astaburuaga es experta en arbitrajes, socia del estudio Jordán&Barahona, y al ser contactada, declinó entregar cualquier información. La señora Tejada López no pudo ser localizada.

En tanto, en el Salar de Maricunga, en la III Región, hay otros cinco propietarios de pertenencias mineras con litio, según información de Codelco. Este es el área con mayor potencial después del de Atacama, según resalta la minera estatal.

Allí, quien posee más propiedad minera es la propia Codelco. Le sigue Mineral Li (llamada ahora Salar Blanco, ligada a Martín Borda y Cristóbal García Huidobro); la chilena SQM (con 2.252 hectáreas); la noruega Cominor (con 823 hectáreas) y la taiwanesa Simbalik (668 hectáreas).

Pero, acota la corporación cuprífera, hay complejidades ambientales y técnicas que hacen difícil su explotación. La firma estatal inició el proceso de búsqueda de un socio estratégico y de definición del modelo de negocios, en un proyecto a cargo del gerente Jaime San Martín. En marzo del 2017 definirán quién será su partner.

22%
de la producción de litio del mundo proviene de SQM. La estadounidense Albemarle aporta el 20%.

33%
de la producción mundial de litio proviene de Chile. Esta participación bajará a 24% en 2020 y a 17% en 2025 si no se hacen nuevos proyectos, dice Corfo.

Fuente: Economia y negocios