Luego de que la Sala de la Cámara de Diputados declarara la asemana pasad admisibles dos proyectos que apuntan a suspender la polémica licitación del litio que impulsa el Gobierno, este lunes la comisión de Minería y Energía inició la tramitación de uno de ellos.

Esto, mientras el proceso se mantiene congelado tras la orden de no innovar dictada el viernes por la Corte de Apelaciones de Copiapó, dando 10 días al Ejecutivo para responder luego de que este adjudicara la licitación a las empresas BYD Chile Spa y Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A.

El proyecto que discutió esta tarde la comisión fue el presentado por parlamentarios del Partido Comunista (PC), el cual apunta a incorporar un artículo transitorio al Código de Minería para suspender la licitación hasta la realización del Plebiscito que someterá a votación el texto de la nueva Constitución.
Lo anterior, según una minuta difundida por el partido, en razón de “las graves consecuencias que pueden tener para nuestro país la decisión del Gobierno de Sebastián Piñera sobre el litio. El Congreso Nacional tiene el deber ético de defender la soberanía y el interés nacional, impidiendo este nuevo acto de despojo de nuestro patrimonio”.

Entre los invitados a exponer esta mañana estaba el académico de la U. de Chile y doctor en física, Gonzalo Gutiérrez, quien dio cuenta de la situación actual de la industria del litio en Chile y de las posibilidades que esta tiene, junto con manifestar sus reparos a la licitación en cuestión. “Esta licitación a mí no me gustó”, subrayó.

A su juicio, el proceso tiene “varias deficiencias que los expertos han hecho notar”, asegurando que “es una licitación que no es del siglo XXI, sino que es del siglo XIX”, ya que lo que busca es explorar y explotar litio en el país para venderlo como materia primera y “no contempla la exigencia de nuevos métodos de extracción de litio, donde se puede avanzar muchísimo y en Argentina lo están haciendo”.

“Una vez extraído litio, tampoco se contempla que ese litio se ocupe para tenerlo en Chile y ofrecerlo a compañías en forma preferencias. No, se contempla que se venda como materia primera. Se toma de la tierra, se vende y después nosotros tenemos la batería procesada. Es una bofetada a nuestros científicos, ingenieros y estudiantes de ciencia”, resaltó el experto.

Además, acusó que no hubo “ningún criterio técnico” para definir las 400 mil toneladas de litio que se ofrecieron, de las cuales se terminaron licitando 160 mil. “Esa cifra fue establecida en forma arbitraria, no se tomaron en cuenta las recomendaciones que hico el comité directivo de la Comisión Chilena de Energía Nuclear”. Asimismo, agregó, “tampoco se dejó tiempo para que oferentes serios pudieran presentar un proyecto a 29 años plazo. En dos meses es imposible que empresas serias puedan presentar un proyecto”.

“Estas son deficiencias fundamentales que llevan a que esto deba ser detenido, desde mi punto de vista”, subrayó Gutiérrez.

Pese a estos argumentos, el diputado Carlos Kuschel, sostuvo que “sigo con la opinión que es conveniente que nosotros licitemos y sigamos avanzando en este y otros procesos que tienen que venir, dado la competencia que tenemos con tecnologías alternativas para las baterías y los nuevos usos que se están dando especialmente en telefonía celular y automovilística”.

Sobre la orden de no innovar emitida corte de Copiapó, comentó que Lo considero más bien un tropiezo. El Gobierno está viendo esta situación con los profesionales y abogados que tienen. Pero a mí me parece un tropiezo y un atraso”.

A su vez, el presidente de la comisión, diputado Esteban Velásquez (FRVS), destacó que existen organismos que “han comenzado a dar la razón para que se revise más en detalle el proceso”, añadiendo que “los antecedentes que hemos recibido de los académicos nos entregan mayores razones para pensar en darnos este espacio”.

“Lo que hacemos hoy día, y con lo que ha dicho es ministro Jobet, es que continuamos explorando y exacerbando un modelo que nos está llevando a consecuencias nefastas a nuestro país y, en general, al planeta”, concluyó.

Fuente: EMOL