Estimados Compañer@s:

Como Directiva del SINDICATO Nº 1 DE COMPAÑÍA MINERA CERRO COLORADO LIMITADA, representada por los Señores LEONCIO PARRA URIZA, Presidente; LUIS CASTRO FIGUEROA, Secretario; HECTOR FIGUEROA FIGUEROA, Tesorero; GUSTAVO TAPIA CAMPOS, Director y MARCELO FRANCO FRANCO, Director, en la representación que investimos, venimos en hacer presente a ustedes las siguientes consideraciones, respecto de la presentación de argumentos para censura, presentado por un grupo de nuestros compañeros, trabajadores del sindicato.

En primer término, reconocemos el derecho legítimo, a iniciar y proponer la censura que nos ocupa, a los compañeros que han impulsado el proceso de Censura del presente directorio,. Dicho derecho existe y ha de ser ejercido cada vez que los trabajadores estimen su necesariedad.

El Derecho del Trabajo existe para regular las relaciones jurídicas derivadas del trabajo, entre empleador y trabajadores y, entre trabajadores, regulando al efecto la existencia y funcionamiento de las organizaciones representantes de los trabajadores. Conviene tener presente que nuestra Legislación establece, fundamentalmente en el artículo 19 Nº19 de la Constitución Política de la República, y en otras normas del Código del Trabajo, el Principio de la Libertad Sindical, por medio del cual se le entrega a las organizaciones sindicales, plena autonomía para determinar en sus estatutos, sus finalidades, organización y funcionamiento.

Aquel contexto jurídico, de reglas y principios, adicionalmente complementado con la legitimidad de los trabajadores en el ejercicio de todos sus derechos, no solamente es respetado por la presente Directiva, sino que fomentado y promovido entre los trabajadores.

El avance de los derechos laborales, el triunfo y posicionamiento de las demandas de los trabajadores, requiere de la acción y determinación de los trabajadores y sus organizaciones y, muy importante, del compromiso y dedicación del trabajador para con su propia organización sindical, en el ejercicio de derechos, pero también en el cumplimiento de obligaciones.

En segundo lugar, señalado lo anterior, por esta presentación queremos dar respuesta a los argumentos planteados por el grupo de trabajadores que promocionan la censura del Directorio Sindical. En ese sentido, expondremos nuestros argumentos en el mismo orden planteado en la presentación realizada por los compañeros:

1° En cuanto a la falta al artículo 2.1 del estatuto.

Dicho artículo señala lo siguiente: ”El Sindicato tiene por objeto preferente fomentar y defender los intereses de sus afiliados y, en especial: 1. Representar a los afiliados en las diversas instancias de la negociación colectiva, suscribir los instrumentos colectivos del trabajo que corresponda, velar por su cumplimiento y hacer valer los derechos que de ellos nazcan;”

Pues bien, rechazamos la imputación y falta que se nos hace presente. La norma señalada determina el objeto preferente que le atañe al sindicato, entendiendo por aquel no sólo a la directiva sino que a todos los formamos el Sindicato, es decir, todos y cada uno de los trabajadores adheridos al mismo.

No obstante lo anterior, el Directorio en todo momento ha representado el interés de la Asamblea, debidamente manifestado y expresado en las respectivas asambleas. En particular respecto de la negociación colectiva recién pasada, más allá que el resultado de la misma pueda ser considerado menor a las expectativas por todos cifradas, creemos que hemos cumplido plenamente con nuestras funciones.

El proceso de negociación colectiva no se limita exclusivamente al periodo de la negociación, incluye también todas las etapas previas en las que se prepara la misma negociación, mediante la generación de ideas, propuestas y priorización de necesidades y,  las posteriores, en las que se vela por el respeto y cumplimiento de las clausulas del contrato acordado.

En ese orden, durante el año 2015, previo al inicio de la negociación colectiva, se realizaron regularmente distintas asambleas de Socios, buscando, entre otras labores sindicales, captar la intención de los socios y la priorización de necesidades respecto de la negociación colectiva que se nos generaba para la última parte del año 2015. Así las cosas, a los trabajadores les constarán que se realizaron las siguientes las siguientes asambleas durante el año 2015: 19-20 y 26-27 de Marzo; 14-15 y 21-21 de Mayo; 19-20 y 26-27 de Junio (sobre discusión y aprobación presupuesto anual); 20-21 y 27-28 de Agosto; 24-25 de septiembre y 1-2 de octubre (asambleas Extraordinarias); 29-30 de octubre y 5-6 de Noviembre y,  30 de diciembre y 07 de enero 2016. Luego en diciembre y enero las asambleas propias de la negociación colectiva.

Respecto de la voluntad de los trabajadores representada por el presente Directorio, rechazamos esa injusta imputación. El directorio siguió los lineamientos de los trabajadores, la propia priorización de beneficios que fue catastrada de la asamblea. Fueron los trabajadores, quienes en un acto de Dignidad, votaron por la huelga y la hicieron efectiva, quienes manifestaron la molestia ante las exiguas propuestas de la empresa, fuimos todos los miembros del quienes ejercimos nuestros derechos informadamente y tomamos las decisiones durante la negociación colectiva.

Podremos discutir y opinar sobre el resultado de la negociación colectiva, nuestra posición como Directorio también es crítica, sólo tenemos la tranquilidad de haber realizado un trabajo honesto y responsable, con el mejor esfuerzo. Aquello tal vez no sea compartido por todos, pero creemos que a pesar de los éxitos y fracasos, la gestión sindical la hacemos todos y todos somos responsables de la suerte de nuestra organización.

Los trabajadores que promocionan la censura, nos plantean el incumplimiento a una parte del artículo 1°, que ya hemos hecho mención. Pero nada dicen de las restantes funciones que le atañen al Sindicato y que se encuentran establecidas en las número 2 al 13 del mismo artículo 2, entendemos que sobre ellas no hay cuestionamiento, que no son otras que las funciones que a diario realizan los dirigentes en defensa y protección de los socios de nuestra organización.

2° En cuanto a la falta al artículo 4 de los Estatutos.

Dicho artículo señala lo siguiente: “La Asamblea constituye la máxima autoridad de la institución y la componen todos los socios, los cuales tendrán derecho a voz y voto, salvo en los casos excepcionales indicados más adelante.

Habrá dos clases de asamblea: Ordinarias y Extraordinarias”

Pues bien, se nos imputa que como Directorio no hemos tomado atribuciones y realizado actos y gastos sin tomar en consideración la opinión ni voto de la asamblea. Aquello, no sólo es un hecho incorrecto, sino que también falso.

Respecto a los gastos, todos aquellos constan debidamente declarados y respaldados y, obedecen al presupuesto de ingresos y gastos fijado y aprobado por la Asamblea de socios en el mes de Junio de cada año. Aquello es claramente verificable e invitamos a todos los trabajadores a acercarse a nuestra sede sindical y solicitar la información correspondiente, a la que tienen derecho a acceder.

No es efectivo que mediante una “determinación arbitraria por parte del directorio”, como se señala en la acusación, se haya determinado concurrir a un Centro Recreacional a desarrollar la propuesta. Lo que ocurre al respecto y que puede ser acreditado, es que en el ejercicio de una práctica sindical antigua en nuestra organización, antes de una negociación colectiva, la directiva busca capacitarse y contar con la asesoría debida para la próxima negociación colectiva. Aquello efectivamente ocurre el mes de octubre,en que los Directores Sindicales concurren al Centro Recreacional de la Caja de Compensación de Los Andes, ubicado en la ciudad de los andes, ocasión en la que se presentaron propuestas y se realizaron capacitaciones por parte de asesores en materia económica y de salud (seguro medico), pero dichos gastos fueron asumidos  por la Caja de Compensación de Los Andes en lo que respecta a hotelería y alimentación.

Respecto a la participación de nuestra organización en actos o manifestaciones de índole laboral. Reiteramos la que ha sido siempre nuestra directriz, que esté sindicato y directiva no sólo pueden sino que deben ser un actor relevante en nuestra región, por cuanto como organización de trabajadores estamos obligados a tener opinión y posición respecto a los temas que afectan a los trabajadores y sus familias. Sobre el particular, y respaldados en las atribuciones que nos otorgan los estatutos, específicamente artículo 2° números 2 al 13 (que no han sido cuestionados por los trabajadores que promocionan censura) el Directorio, acompañado de diversos trabajadores de nuestro sindicato, participó en una marcha en el mes julio de 2015, que tuvo por motivo de eslogan el Derecho al Trabajo y que contó con el patrocinio de la Federación Minera de Chile, de la que como Sindicato somos parte. Está de más decir que se trató de una marcha pacífica y en ejercicio de derechos consagrados a nivel constitucional.

En definitiva, respecto a los gastos, toda nuestra actividad se encuentra debidamente respaldada en el presupuesto aprobado por la asamblea y, es de consulta pública para nuestros socios, razón por la cual nos extrañamos que los socios trabajadores que lideran y diligenciaron el llamado a Censura, no hayan instado en primer término por la obtención de antecedentes, antes de imputar hechos falsos e infundados, tal vez con aquello habrían aclarado sus dudas y evitado el daño que una falsa acusación genera al sindicato y a los directores en forma personal.

Respecto de la manifestación supuestamente no autorizada, ya hemos planteado nuestros argumentos, pero igualmente nos extrañamos que los socios trabajadores que lideran y diligenciaron el llamado a Censura, adopten una posición crítica respecto a que un Sindicato tenga una posición activa en defensa de derechos laborales, individuales y colectivos. Nosotros como Directorio, en mérito de nuestras facultades estatutarias, siempre estaremos por la defensa del trabajador y marcharemos por aquello.

Respecto a las Asambleas. Se nos critica la ausencia de asambleas durante el periodo estival, señalando que desde el 07 de enero no hubo asamblea hasta el 17 de marzo, ambas 2016.

Sobre el particular, más allá de lo tendencioso e injusto de la imputación, señalamos que el Directorio ha realizado y ejercido una práctica antigua dentro de nuestra organización. Durante el año celebramos las Asambleas Ordinarias en las fechas correspondientes y tantas Asambleas Extraordinarias como necesidad exista para aquello. (Reiteramos las fechas de Asambleas realizadas durante el 2015, que fueron las siguientes: 19-20 y 26-27 de Marzo; 14-15 y 21-21 de Mayo; 19-20 y 26-27 de Junio (sobre discusión y aprobación presupuesto anual); 20-21 y 27-28 de Agosto; 24-25 de septiembre y 1-2 de octubre (asambleas Extraordinarias); 29-30 de octubre y 5-6 de Noviembre y,  30 de diciembre y 07 de enero 2016. Más las asambleas propias de la negociación colectiva.)

Ahora bien, la practica señalada da cuenta que han sido los propios trabajadores, quienes han solicitado ya de larga data, que durante el periodo de verano NO se realicen asambleas. Aquello ocurre en nuestra organización independiente del directorio y puede ser verificado por cualquier trabajador antiguo, quien acreditara dicha práctica. En todo caso, si sobre este punto existe disconformidad, exhortamos a la asamblea a que en próxima reunión ordinaria se realice la consulta a las bases y en el futuro, independiente de quien sea Directiva, se organice y realice la Asamblea en fechas de Verano, así daremos conformidad al requerimiento de los trabajadores que promocionan la Censura, pero aquello traerá como OBLIGACION para cada uno de los trabajadores, que a pesar de la práctica que indicaba la no realización de asambleas durante el verano, de ahí en adelante deberán asistir y participar de dichas asambleas.

3° En cuanto a la falta al artículo 27 letra F de los Estatutos.

Dicho artículo señala lo siguiente: “Facultades y deberes del tesorero”.

La letra F señala: “Confeccionar mensualmente un estado de caja, con el detalle de entradas y gastos, copias de cual se fijarán en lugares visibles de la sede sindical y sitios de trabajo. Estos estados de caja deben ser firmados por el presidente y tesorero y visados por la comisión revisora de cuentas que se menciona más adelante;”

         Pues bien, dicha falta e imputación se encuentra infundada.

Como ya se señaló, las cuentas respecto a los gastos, constan debidamente declarados y respaldados y, obedecen al presupuesto de ingresos y gastos fijado y aprobado por la Asamblea de socios en el mes de Junio de cada año. Aquello es claramente verificable e invitamos a todos los trabajadores a acercarse a nuestra sede sindical y solicitar la información correspondiente, a la que tienen derecho a acceder.

Sobre el particular, “confección del estado de caja”, dicha información existe y se encuentra a disposición de los socios, incluso podría haber sido entregada a los trabajadores que lideraron y diligenciaron el llamado a Censura, si éstos así los hubiesen solicitado.

Desafortunadamente, parte de dicha obligación no ha podido ser cumplida y dice relación con la visación que debe hacer la Comisión Revisora de Cuentas, por cuanto aquello no se ha constituido, a pesar del llamado que en diversas ocasiones ha realizado esta directiva y antiguas directivas a formar parte de la Comisión Revisora. Lamentablemente dicha instancia no es apoyada por los trabajadores, quienes son renuentes a formar parte de la comisión. Ahora bien, de todas formas, independiente del resultado la censura, invitamos a todos los trabajadores socios, especialmente a los trabajadores que promocionan la censura, a integrar y formar parte de la Comisión Revisora de Cuentas.

Entendemos como Directorio, que la intención de los trabajadores que promocionaron el llamado a Censura, dice relación sólo con la letra F del artículo 27 de nuestros estatutos, en la parte que no se ha publicado el citado informe de caja. No obstante como ya señalamos, dicha información existe, sin la firma de la Comisión Revisora, por las razones expuestas, pero entendemos igualmente que NO existe entonces reparo alguno al resto de las facultades y deberes del tesorero, establecidas en nuestro estatuto, artículo 27, letras A) a letra K), las que claramente se cumplen en su integridad.

4° En cuanto a la falta al artículo 34 de los Estatutos.

Dicho artículo trata el tema respecto a los Convenios con casas comerciales, instituciones de salud u otros.

Sobre el particular, señalamos que cualquier imputación es absolutamente infundada.

Hacemos presente que NO existe NINGUN convenio vigente con ningún tipo de organización o institución. El último convenio vigente correspondió al de Copeuch y fue dejado sin efecto hace más de dos años.

Luego, respecto de las GIFTCARD que se señalan, debemos hacer presente que efectivamente se han entregado dichas giftcard en más de alguna oportunidad, pero, dicha determinación, en cuanto a monto y forma, consta en nuestro presupuesto anual, aprobado por la Asamblea en el mes de junio de cada año.

Nos llama la atención el nivel de irresponsabilidad de los trabajadores que lideraron y diligenciaron la censura, por cuanto ni siquiera tuvieron el cuidado de solicitar la información y consultar sobre los antecedentes que luego plantean como una acusación, provocando con su falta de rigor y responsabilidad, un error en el juicio que posteriormente se hacen los trabajadores.

En resumen, la giftcard se encuentran autorizadas por las asambleas y no existen convenios vigentes con ninguna institución, razón por la cual la imputación y falta señalada al directorio, no existe.

En definitiva, estimados compañeros, creemos que podemos dar cuenta de una gestión honesta y transparente, la que podrá ser verificada por cualquiera de ustedes, los trabajadores que forman el Sindicato Nº 1 de Compañía Minera Cerro Colorado Limitada, en la oportunidad y forma que ustedes estimen.

Hacemos igualmente un llamado a todos los trabajadores al ejercicio legitimo de sus derechos sindicales, pero igualmente al ejercicio informado y responsable de dichos derechos, sólo de esa forma el trabajador encontrará las herramientas que le habiliten el eficaz ejercicio de sus derechos y le protejan de aquellos, que infundadamente y con marcados intereses personales, levantan acusaciones falsas e injustas, pretendiendo dañar nuestra organización y beneficiar en consecuencia a la empresa.

Nuestro propósito y finalidad dice relación con e bienestar de los trabajadores y sus familias, acompáñennos en esta lucha.

Sin más que agregar, esperando una buena acogida de la presente, por el Directorio del Sindicato Nº 1 de Compañía Minera Cerro Colorado Limitada, saludan atentamente a Usted

Directorio Sindicato Nº1 CMCC