El precio del cobre experimentó un fuerte incremento en los mercados internacionales y se ubicó en máximos de cuatro años.

El precio futuro a noviembre de 2018 trepó hasta los US$ 3,2845 en Nueva York (Comex), lo que implicó un alza de más de 1,3% en relación a la jornada previa.

El mercado de Londres estuvo cerrado lunes y martes.

La jornada de ayer estuvo marcada por noticias provenientes de China. Jiangxi Copper, el mayor productor de cobre de ese país, detuvo las operaciones por orden del Gobierno local para reducir la contaminación.

La fundición recibió el lunes por la tarde la orden de frenar la producción durante al menos una semana antes de una nueva evaluación para estimar los niveles locales de contaminación.

El alza del precio del cobre, junto con el retroceso del dólar a nivel global, favorecieron al peso.

En la jornada de ayer, el dólar interbancario experimentó un fuerte retroceso que lo empujó a mínimos de casi cuatro meses: la divisa estadounidense cerró el día en una punta vendedora de $ 618,50, lo que representó un descenso de $ 4,6 respecto al cierre del viernes pasado, situación que llevó a la moneda a su cota más baja desde el 7 de septiembre.

A nivel global, el dólar bajó de manera leve frente a una canasta de diez divisas que mide Bloomberg.

Para los analistas, la fortaleza del peso chileno está apoyada una vez más en el precio del cobre.

Dado esto, en el mercado se estima que la divisa debería probar los $ 615. Los expertos no vaticinan un rebote, e incluso se espera que a partir de febrero la divisa baje aún más, para llegar en marzo en torno a los $ 600.

Fuente: Diario Financiero