Los 2.500 socios del sindicato pagarán una cuota extraordinaria de $ 100 mil para sustentar el movimiento en caso de paralización.

Los ojos de la minería están puestos en Escondida, la principal faena de cobre del orbe, que por estos días desarrolla la negociación colectiva reglada con sus operarios, proceso que enfrentaría dificultades, dado lo alejadas de las posiciones entre la compañía -controlada y operada por BHP Billiton– y el sindicato.

Aunque hoy será el tercer día de conversaciones entre las partes, el rechazo total de la empresa al petitorio inicial de los trabajadores acerca la opción de una huelga.

Tanto es así que el sindicato nº1 de Escondida aprobó por mayoría una cuota extraordinaria de $ 100 mil a pagar por cada uno de sus 2.500 socios, “para enfrentar adecuadamente la negociación colectiva”.

Estos dineros, que serán descontados del bono de gestión de este mes, formarían un fondo de contingencia de $ 250 millones, que se destinará a mantener al movimiento ante una eventual paralización o solventar “los gastos que se requieran en las diversas etapas de la negociación”, como comunicó la directiva sindical.

Agregaron que “como directorio queremos valorar y felicitar a todos nuestros socios, ya que se entendió la necesidad de estar preparados para enfrentar adecuadamente la negociación colectiva y ratificamos el uso responsable de estos fondos”.

El vocero del sindicato, Carlos Allendes, explicitó que “si las bases rechazan la última oferta de la compañía, viene la votación de la huelga, hito que podría cumplirse. Las huelgas tienen un costo y eso lo deben asumir todos los trabajadores”.

Eso sí, el dirigente recalcó que sus intenciones son agotar todas las instancias de diálogo con la compañía, dando cumplimento a todos los hitos que establece la legislación laboral para procesos de negociación reglada.

Añadió que durante las primeras jornadas de conversación con los representantes de la empresa se dedicaron a exponer la posición de los trabajadores, y en las próximas sesiones sería el turno de Escondida y el detalle de su propuesta.

Esta etapa de negociación directa se extenderá hasta el lunes 23 de enero, momento en que se recibe la última oferta de la empresa que deberá someterse a votación de los socios del sindicato. La consulta a los trabajadores se realizaría entre los días 27 y 31 de este mes.

De votarse la huelga, existen 48 horas para solicitar los buenos oficios de la Dirección del Trabajo y las nuevas conversaciones pueden extenderse por cinco días hábiles. Si todavía no hay acuerdo, la paralización se hace efectiva al día siguiente.

El petitorio del sindicato incluye un bono por término de negociación de $ 25 millones y un reajuste del 7% en los sueldos.

Violencia

Llegar a la paralización de actividades no es un desenlace desconocido para la minera, pues en el proceso de 2006 la huelga duró 25 días.

En la industria, en tanto, existe preocupación por los actos de violencia registrados en algunas de las negociaciones colectivas recientes.

El temor es ver replicada en Escondida situaciones como las protagonizadas por contratistas de Los bronces o en El Peñón (ver recuadro).

En este sentido, el Ministerio del Interior, a través de su subsecretaría está informado de la negociación y un eventual conflicto violento en el que ésta derive y que pudieran afectar, por ejemplo, el libre tránsito en una zona donde conviven varias otras faenas mineras.

LAS CLAVES DEL CONTRATO DE 2013

Variados beneficios obtuvieron los trabajadores de Escondida en 2013, en el marco de la anterior negociación, los que quedaron plasmados en el contrato colectivo todavía vigente.

En él se establecen varios bonos, adicionales a los típicos por productividad o asistencia. Entre los más llamativos aparece la beca de estudios para las mujeres de los trabajadores, que se suman al existente para los hijos que, en caso de cursar una carrera universitaria, asciende a $ 2,6 millones anuales, según el documento de 2013.

También el convenio estableció asignaciones para viviendas (que incluye montos diferentes dependiendo de si es casado o soltero), servicio de ambulancias para ellos y sus cargas, así como cobertura total médica.

En la actual negociación, el sindicato acusó la disminución de varios beneficios. Por ejemplo, dijeron que se reduce la asignación de casa para casados $ 195 mil a $ 135 mil mensuales y para solteros de $ 139 mil a $ 97 mil.

También indicaron que se recorta la asignación de antigüedad de un 20% del sueldo base a un 10%.
Asimismo, señalaron que el bono de gestión trimestral pasaría a pagarse en forma semestral.

SÉPTIMO DÍA DE HUELGA EN EL PEÑÓN

La conflictividad laboral se tomó la agenda de la industria minera. De hecho, en la mina El Peñón -yacimiento de oro y plata propiedad de Yamana Gold- el sindicato número 2 de trabajadores sumará hoy su séptimo día de paralización de actividades.

Como forma de presión, los trabajadores tomaron los caminos y paralizaron totalmente las actividades del complejo. La situación podría volverse más complicada si el otro sindicato de la faena se suma al movimiento, ya que las bases votaron la huelga y actualmente se encuentran en la etapa de buenos oficios con la empresa.

El presidente de la Sonami, Diego Hernández, condenó estos actos de violencia, que incluyeron el ingreso violento a las instalaciones de la faena para lo cual se amenazó a trabajadores y guardias que estaban en el lugar.

 

Fuente: Diario Financiero