El proyecto -en espera por la carga legislativa- entregaba más atribuciones normativas a Cochilco y facultades para sancionar el incumplimiento de las observaciones a las empresas auditadas, entre ellas Codelco y Enami.

Hibernando está un proyecto de ley que busca fortalecer la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), y que entrega mayores atribuciones al órgano para la fiscalización a sus entidades a cargo. Entre ellas, Enami y Codelco. El hecho cobre relevancia dada la pelea que enfrenta a la minera estatal con Contraloría, sin embargo, la iniciativa data de muchos antes de que estallara el conflicto.

De hecho, desde la llegada de la administración Bachelet, en 2014, uno de los focos que había puesto el Gobierno en materia de minería ha sido fortalecer las principales instituciones de la cartera.

Sin embargo, a nueve meses del próximo cambio de gobierno no se ha logrado avanzar en ninguno de estos objetivos vía legislativa. El caso que más llama la atención es que desde hace más de un año al interior del Gobierno han trabajado en un proyecto de ley que eleva las atribuciones a Cochilco, el que permitiría principalmente, elevar sus atribuciones relacionadas con la fiscalización y así tener mayores herramientas para investigar a su principal entidad a cargo: Codelco.

Sin embargo, desde la actual administración ven pocas ventanas para que el proyecto vea luz verde por la carga legislativa que enfrenta el Congreso.

“El proyecto de fortalecimiento de Cochilco buscaba entregar mayores atribuciones relacionadas con la fiscalización (…) en el último tiempo se ha estado discutiendo en el afán de que pueda tener espacios legislativos, pero hoy la agenda está copada por proyectos como la reforma educacional, aborto por tres causales, la modificación de las AFP, así que está en compás de espera”, comentó la ministra de Minería, Aurora Williams.

Según explicó el vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, los pilares de la iniciativa son entregar más atribuciones normativas, para que Cochilco pueda normar la eficiencia y transparencia de los procesos de las compañías auditadas; y facultades para sancionar el incumplimiento de las observaciones si en un tiempo determinado no se corregían.

Según explica Hernández, la ley les permitía “investigar más allá del levantamiento de una atribución de un mero auditor; investigar como un verdadero fiscal sumariante en casos que veamos irregularidades”.

Sin embargo, y en línea con la ministra de Minería, Hernández comenta que de momento, el proyecto no tiene prioridad para ingresar al Congreso. “Es el quinto elemento de fortalecimiento de Cochilco que no ha podido prosperar porque la agenda legislativa es muy intensa, porque hay prioridades económicas más importantes para el país. Ahora, esto cambia las prioridades y pasa a ser importante el fortalecimiento legal de Cochilco, pero también utiliza recursos públicos y estos ya están aprobados para este año”, dijo.

Cabe recordar que por ley, Cochilco es el organismo encargado de fiscalizar a la minera estatal. En casos excepcionales, Contraloría también puede asumir este rol. Sin embargo, y a diferencia de las obligaciones que tienen los fiscalizados con las auditorias del órgano que dirige Jorge Bermúdez, Cochilco se limita a informar las deficiencias encontradas en sus investigación, sin tener facultad para sancionar en el caso de dichas propuestas no sean tomadas en cuenta.

Además, y en contraste con Contraloría, Cochilco no puede hacer públicos los resultados de su rol fiscalizador, elemento que también se buscaría revocar a través de una reforma a la comisión.

Por su parte, desde la administración de Codelco hicieron público ayer, al interior de la Comisión de Energía y Minería de la Cámara de Diputados, que dentro de normas que ven con buenos ojos una modernización de Cochilco para perfeccionar su gobierno corporativo.

“Hay cuatro áreas que deberían ser abordadas para pegarle una perfección al gobierno corporativo. Abiertamente, esto es una sugerencia técnica informada que la hago como presidente del directorio de Codelco, para generar una mayor claridad normativa sugerimos una ley de reforzamiento, clarificación y coherencia en el control y supervisión de Codelco, una ley de fortalecimiento de Cochilco bien significativa. Son muy útiles las auditoria de Cochilco y pensamos que se podría hacer más, pero Cochilco tiene el tamaño, presupuesto y atribuciones que tiene“, comentó el presidente de la cuprífera, Óscar Landerretche, quien agregó que también sería útil una norma de desacoplamiento de los ciclos políticos en Codelco.

Fuente: Pulso