El proyecto minero-portuario Dominga fue rechazado con polémica por el Comité de Ministros, pero a su titular todavía le queda la instancia del tribunal ambiental para decidir su futuro. Sin embargo, en la práctica se podría ver bloqueado si se aprueba un área de protección y conservación marina en la Región de Coquimbo -en las costas de La Higuera- que podría afectar al terminal de exportación de mineral ideado por Andes Iron.

El proyecto de Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) comenzó a discutirse en 2010 luego de una propuesta de la ONG Océana, pero su discusión bajó de intensidad. Eso, hasta que en octubre de este año -al mes de ser rechazado Dominga por el Comité de Ministros-, el intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, instruyera al seremi de Medio Ambiente retomar y acelerar esta discusión.

Según una presentación de la Seremi de Medio Ambiente de la IV Región -a la que accedió “El Mercurio”-, se planea presentar la propuesta final de esta área protegida para la aprobación del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad a fines de febrero, ya en la etapa final de la actual administración.

Esto, pese a que algunos consejeros regionales (cores) dicen que no han sido informados, no obstante que la ley establece que “deberán informar oportunamente a los gobiernos regionales -que los incluye- acerca de las proposiciones de planes, programas y proyectos que vayan a ejecutar en la región”.

“No recuerdo haber sido convocado o invitado por el intendente. Yo pertenezco a la Comisión Regional del Borde Costero de la Provincia del Elqui, y si llamaran a esas reuniones, yo tengo que ir, porque represento al Consejo en esa comisión”, comenta el core por la Provincia de Elqui, Raúl Godoy (PR).

“Nunca hemos sido convocados por el intendente para tratar este tema, siendo nosotros parte del gobierno regional, porque con el intendente somos un solo cuerpo, según la ley”, dice el core Marcelo Castagneto (RN).

El intendente Ibáñez responde que sí han sido invitados, pero que no han asistido. “Solo en la última reunión de la mesa técnica y organización de pescadores participó un core, y él nos solicitó que presentáramos la propuesta en una reunión”, señaló.

Consultado sobre si Andes Iron podrá participar de la discusión, Ibáñez respondió que Dominga “es un proyecto rechazado por la autoridad ambiental y no es un actor clave identificado”. Eso sí, podrán participar en una mesa ampliada sobre conservación marina, instancia que aún no tiene fecha definida.

A su vez, desde el Ministerio del Medio Ambiente aclararon que la Seremi de Coquimbo actúa solo como secretaría técnica de la Intendencia.

Ibáñez precisó que esta definición no prohíbe los usos en sí, sino que establece que las actividades sean compatibles con los objetos de protección. “Si los pingüinos son los objetos de protección y un puerto afecta la migración, zona de anidación o hábitat, no sería compatible para el área”, dijo, al preguntarle si haría inviable el terminal de Dominga.

Fuente: El Mercurio