El resto de las operaciones de las principales compañías mineras en esa zona también comienzan a retomar la normalidad.

La mina de cobre Lomas Bayas, en la región de Antofagasta, funciona de forma normal después de las operaciones se detuvieran de forma parcial durante el miércoles por fuertes lluvias y nieve, dijo un representante de Glencore en un mensaje de texto.

Se espera que Escondida, de BHP, actualice el estado operacional luego que suspendiera las operaciones el miércoles.

En tanto, Codelco informó que las divisiones Chuquicamata, Radomiro Tomic, Ministro Hales y Gabriela Mistral reanudaron sus operaciones y funcionan en completa normalidad durante esta jornada.

Por su parte, en División Salvador la mina subterránea, el puerto de Barquito y la planta SX-EW están normalizadas. Se espera que en las próximas horas se reestablezca la totalidad de  las operaciones en el sector de los rajos,  la fundición y refinería.

La cuprífera estatal señaló que “los efectos operacionales y productivos de este sistema frontal están en evaluación”.

Fuente: El Pulso