Las proyecciones son positivas para la economía chilena de parte de la agencia calificadora de riesgo Moody’s. En un reporte enviado ayer a sus clientes, la agencia estimó que este y el próximo año la economía crecerá en la parte superior del rango de 2,5 a 3% y además destacó que a partir de 2017 se han visto mejoras en los principales indicadores, lo que ha repercutido en que las empresas cuenten con un bajo riesgo en cuanto a liquidez.

Moody’s, además, sostuvo que la elección donde Sebastián Piñera resultó Presidente el año pasado debería respaldar la confianza empresarial y la inversión, pero fue cauto en que “aún es poco probable que el crecimiento del PIB se recupere a los niveles de 4,0-5,0% antes de la recesión de las materias primas”. Y agregó que “la inversión alcanzó su punto máximo en 2012, con un 26% del PIB, impulsado principalmente por la industria minera, que responde a las expectativas de un fuerte crecimiento económico continuo en China. Por el contrario, la baja confianza empresarial y la inversión privada han exacerbado la crisis económica, incluida la tasa de crecimiento promedio de 1,6% en Chile durante 2016-17”.

Pese a las buenas expectativas que tiene la agencia sobre la economía chilena, la calificación soberana continúa en “Aa3”, con una perspectiva “negativa”, lo que fue modificado en julio del año pasado ante un menor crecimiento y un aumento de la deuda fiscal por parte del gobierno anterior.

Fuente: Economía y negocios