El juzgado de letras del trabajo de Antofagasta finalmente acogió la denuncia por práctica desleal interpuesta por el sindicato único de Minera Escondida contra la empresa durante la huelga, por el no pago de las gratificaciones devengadas el año 2016.

Por este hecho, la empresa fue a condenada a pagar unos $2,3 millones, y la sentencia fue remitida a la Dirección del Trabajo para el registro permanente.

“Se acoge denuncia por práctica desleal incoada por el Sindicato Nº1 de Trabajadores contra Minera Escondida Limitada, declarando que la suspensión del pago de gratificaciones, en el marco de desarrollo de un proceso de huelga, es constitutivo de práctica desleal, y, en consecuencia, se condena a la denunciada al pago de multa por el equivalente dinerario a 50 UTM, en beneficio del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo”, indica la sentencia.

Esto, ya que “se encuentra acreditado que Minera Escondida, incurre en actos que entorpecen la negociación colectiva y la huelga, por ende, afectan la libertad sindical de la organización denunciante, desde que suspende ilegítimamente el pago de remuneraciones, sin justificación eficiente, de manera arbitraria y desproporcionada, o, en cualquier caso, despliega conductas susceptibles de ser consideradas como fuerza moral (económica) en las personas, cuya intención inefable era desestabilizar el patrimonio de los trabajadores en huelga, afectando de manera explícita la capacidad de organización y búsqueda de intereses comunes”, se lee en la sentencia dictada este martes.

Cabe recordar que durante la huelga de la primera productora de cobre del mundo, la empresa se negó a pagar las gratificaciones de los trabajadores, lo que derivó en una denuncia por parte de estos últimos. Sin embargo, días después la justicia ordenó de manera cautelar el pago de los $1,5 millones por trabajador en un plazo no mayor a 48 horas, o de lo contrario arriesgaría una multa de hasta 100 UTA.

Fuente: El Pulso