El presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, se refirió este martes al complejo escenario que atraviesa el sector minero producto de los bajos precios del cobre, insistiendo en que uno de los objetivos centrales de la minera estatal es reducir sus costos.

“¿Chile, país minero? No estoy seguro de que Chile sea un país minero. Más bien creo que Chile no se da cuenta de la importancia que tiene esta actividad en su pasado, presente y, sobre todo, futuro”, dijo Pizarro al intervenir en el coloquio `Aporte de la minería al desarrollo de Chile`, organizado por el Ministerio de Minería y el Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCH).

El ejecutivo destacó que, siendo la estrategia de futuro la “innovación”, en la industria “no hay plata… no hay plata, viejo, entiéndeme… no hay un `puto` peso, no tenemos cómo. Porque creemos en el futuro de la minería tenemos que hacer esta posición dura y muy compleja, pero la solución está en asegurar el futuro con la innovación y eso es lo que estamos tratando de hacer”.

Para llegar a ese fin, aseguró que “necesitamos buscar la productividad, la productividad como bandera de lucha, a todo evento (…) pero eso significa un cambio paradigmático muy grande, un cambio de cultura enorme, significa enfrentar la realidad de la infraestructura de nuestras empresas, que toma tiempo”, afirmó.

En tanto, el vicepresidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, señaló que “en un periodo en que nuestra industria está pasando por una coyuntura más compleja (…) se hace indispensable seguir invirtiendo para mantener la producción” y aseguró que esta producción podría seguir aumentando si se fomenta el clima propicio para la inversión.

En este marco, afirmó que los costos han ido aumentando producto de la baja de las leyes y por estar en un periodo de buenos precios, donde el foco es la producción y no el margen operacional. En consecuencia, “la recaudación de la minería bajó este año porque la minería no está teniendo utilidades”.

Finalmente, concluyó que, dentro de los desafíos que debería tener el Estado para fomentar una minería que aporte al desarrollo del país están: el fomento a la pequeña minería con visión de largo plazo; incentivar el desarrollo de la mediana minería; una regulación más eficiente que responda a cómo aspirar a estándares de clase mundial con un costo/beneficio competitivo a nivel país; y revisar condiciones para volver a atraer inversiones -reglas claras, estabilidad tributaria-. “La minería tiene que ser rentable, sustentable, inclusiva y virtuosa. La minería es un negocio cíclico, de uso intensivo de capital y de largo plazo”, explicó.

En el evento -que tuvo como eje principal la discusión sobre las principales vertientes que conducirán a que el sector minero sea el motor social del desarrollo económico y social de Chile-, la ministra de Minería, Aurora Williams, reconoció que “la minería está pasando por un momento complejo”, por lo que se hace indispensable una estrategia de alto alcance que impulse el desarrollo productivo del sector.

En la instancia también participó el presidente del IIMCh, Juan Pablo Gonzalez, el director ejecutivo de InvestChile, Carlos Álvarez; el gerente general de la Asociacoión de Industriales de Antofagasta (AIA), Fernando Cortez; y el presidente del Consejo de Pueblos Atacameños, Antonio Cruz, quienes coincidieron en que debe ser el país y sus instituciones los que deben contribuir a que la minería pequeña, mediana, estatal y privada, se desarrolle.

Fuente: Economia y Negocios