Chile es el país de Latinoamérica que más basura electrónica genera, con un promedio de 9,9 kilos por persona al año en 2015. Esto ha significado un aumento de 2.200% en comparación con 2006, cuando las cifras del país solo llegaban a 0,45 kilos por persona, según un estudio de Naciones Unidas sobre generación de residuos eléctricos y electrónicos.

Aunque este tipo de desechos pueden reciclarse, la experiencia tanto nacional como internacional no ha mostrado muchos avances. Según la ONU, en 2016, a nivel mundial, solo 20% de los residuos son reciclados.

Fuente: El Mercurio