El alto ejecutivo defiende la gestión en la minera: “Cuando hago un plan de egreso, mis referentes son los sueldos, la productividad, los costos y estilos de gestión de la gran minería. Esa es mi cancha”.

Codelco reportó excedentes por US$ 534 millones para los primeros tres meses de este año. Logró un flujo de caja de US$ 1.151 millones y alcanzó su meta de producción en el trimestre. Todas buenas noticias. Pese a esto, la mirada normalmente optimista de Nelson Pizarro Contador, presidente ejecutivo de la minera estatal, se vio ensombrecida por la polémica que se levantó en los últimos días entre la corporación y la Contraloría General de la República, dirigida por Jorge Bermúdez, entidad que realizó observaciones frente a dos hechos: una indemnización de $551 millones al ex director Augusto González y un contrato de asignación directa con la firma Hatch Ingeniería. Estos casos desataron una crisis existencial en Codelco.

Las objeciones de Contraloría suponen, a juicio de Pizarro, un cambio en las reglas con las que él llegó a la cuprera. “Debe aclararse qué somos en Codelco, si empresa o un servicio público. Porque yo entré a una empresa minera”, señala. “Yo estoy muy contento haciendo esta pega y espero que todas estas ambigüedades sean resueltas a la brevedad y que podamos estar ciertos que estamos gestionando una empresa. El concepto clave aquí es “empresa”, “empresa minera” y “empresa competitiva”. Si no fuera así y uno sintiera que las tendencias van a que esto sea más un servicio público que una empresa, yo no tengo ninguna competencia para gestionar un servicio público, no tendría nada que hacer aquí”, dice.

“Hay un gobierno corporativo que me dice ‘señor, haga esto’ y un Estado que pide plata. Esa es mi cancha. La pelea del sacristán con el cura o el obispo no es mía”.

-¿Qué opina del mensaje del contralor, que desestimó rectificar el dictamen en lo relativo a las indemnizaciones de trabajadores?

“Dijimos que era tranquilizador. El contralor reitera que podemos negociar, que lo podemos hacer bajo la normativa del Código del Trabajo, pero nos pide que tengamos presente la eficiencia, la eficacia y la probidad, que para nosotros son conceptos intransables”.

“El punto es quién juzga si lo que nosotros hemos hecho tiene el mérito de ser eficaz y eficiente. Cuando hago un plan de egreso, lo hago como una empresa minera de propiedad del Estado, que compite con las empresas mineras privadas. Mis referentes son los sueldos, la productividad, los costos y estilos de gestión de la gran minería. Esa es mi cancha”.

“Yo entiendo que estoy en una empresa, no en un servicio público. Si fuera un servicio público, no tengo ninguna competencia, ninguna, cero. No tendría nada que hacer. Tengo más de 50 años gestionando empresas y, específicamente, empresas mineras, y las empresas compiten por maximizar la generación de valor a su dueño, que en este caso es el Estado de Chile”.

-La visión del contralor, ¿afecta los planes de egreso en curso, por ejemplo, los de Chuquicamata?

“Es muy difícil desecharlos, porque están todos contractualizados. Hay que tener presente que los contratos colectivos son consecuencia de 50 años o incluso 100 años de sindicalismo”.

-Dice que Codelco es una empresa, no un servicio público. ¿Los planes de egreso son similares a su competencia?

“Los montos son del orden de la industria. Hay algunos planes de egreso de otras empresas que son superiores a los nuestros, porque hay una decisión económica: nos conviene que estas personas se vayan, porque esos pagos se rentabilizan en pocos meses”.

-¿Hay procesos de indemnización detenidos en Codelco por este impasse con Contraloría?

“Había que establecer un plan de egreso para permitir la salida de un grupo de trabajadores de Teniente y Andina, unos 300. Son trabajadores que están en edad de retirarse y no son una contribución efectiva a la productividad. Ese plan tenemos que negociarlo y reflejar en él las objeciones que nos hicieron en Contraloría, por ejemplo, que sea correcto que se aplique la indemnización por años de servicio y que (se evite) un pago en adición a lo que dice la ley para incentivar que se retire el trabajador”.

-Sin esos incentivos al retiro, puede que nadie se vaya, ¿cómo impacta eso a Codelco?

“Nosotros competimos con empresas privadas; debemos tener las mismas herramientas que las que tienen los otros. ¿Por qué me van a exigir resultados de empresa privada, costos de empresa privada, resultados de empresa privada si no tengo las herramientas para generarlas, si no tengo las tecnologías, la calidad de los profesionales? La gente siempre dice ‘¿por qué se les paga tanto?’ Y respondo: porque ese es el estándar de referencia”.

“Estamos corriendo con Usain Bolt en el otro carril. Para correr, tengo que tener zapatillas igual que él, no puedo correr con zapatos Bata”.

-¿Está la Contraloría indagando compras públicas de Codelco, a raíz del contrato con Hatch?

“La objeción que se hace es que el ejecutivo máximo de Hatch había trabajado en la VP (vicepresidencia de proyectos), aunque Hatch ya tenía el contrato con Codelco desde hace varios años (que había ganado por licitación y se había extendido). Cuando se le hace la asignación directa, se cumplen todos los protocolos que Codelco tiene para esos efectos: cuando vas a cotizar y en esa organización hay un familiar tuyo, tienes que declararlo y en este caso (Hatch) se hizo así. Y está escrito de puño y letra del ejecutivo máximo de Hatch la existencia de un pariente de él, que además no debe tener ningún grado de participación en el proceso (de contratación con Codelco). Estas dos condiciones se cumplieron, pero aquí hay una visión distinta, porque el contralor dice que esa condición no es aceptable en la Ley de Compras Públicas, los oferentes no pueden lograr un contrato si en su organización hay un pariente o alguien ligado, pero eso no es lo que dice la Ley de Sociedades Anónimas”.

-¿Cuál ley rige para Codelco: compras públicas o sociedades anónimas?

“La de Sociedades Anónimas, por supuesto. Pero el contralor dice que en este caso, Hatch, aplica la Ley de Compras Públicas y por eso dice que esto no debió ocurrir”.

-¿Cómo van a operar ahora? ¿Según la Contraloría o la SVS?

“Nuestro organismo contralor es Cochilco y, en casos excepcionales, la Contraloría puede auditarnos”.

-¿Se ha reunido personalmente con el contralor?

“Al principio, el presidente del directorio, Óscar Landerretche, se reunió con el contralor”.

-Según la ley, la intervención del contralor se hace con notificación a la Presidenta.

“Efectivamente, la ley lo dice”.

-¿Habló el contralor con la Presidenta?

“No me consta”.

-¿Y ustedes con ella?

“Sé que el presidente del directorio ha tenido conversaciones sobre esta materia con algunas autoridades de Gobierno, no sé si con la Presidenta”.

-¿Esto daña su reputación?

“Yo respondo por lo que he gestionado, eso no significa que nos tengamos que desligar completamente del pasado (Hatch se contrató antes de asumir). Nuestra gestión ha estado focalizada en maximizar los resultados de Codelco, y el gobierno corporativo, presidido por Óscar Landerretche, en el área de probidad ha generado una batería de procedimientos y normas”.

“En estos primeros meses del 2017, el número de contratos por asignación directa es menos de un 1% del total, comparado con valores de dos dígitos del pasado reciente, del 2014 hacia atrás”.

“En las licitaciones también hemos ido avanzando, hemos ido incrementando el número de licitaciones públicas en detrimento de las licitaciones privadas. Hemos avanzado, pero una menor eficiencia hemos tenido en la asignación directa, nos falta aún”.

-André Sougarret volvió a Codelco como gerente general de El Teniente. ¿Es efectivo que tiene parientes en empresas proveedoras?

“No es así. No hay antecedentes que revelen eso en su declaración de patrimonio e intereses, cuando uno informa qué parientes tienen empresas. Lo que existe es que por lo menos tres Sougarret son ingenieros civiles, dos de ellos en minas y un minero Sougarret está en Chuqui. Cuando asumió André, lo cambiamos de puesto. Así es la vida. Lo fregamos”.

“Es frecuente que familiares de profesionales, ejecutivos, directivos de Codelco trabajen en empresas de la minería. Los procedimientos de Codelco son que cuando Komatsu, Sonda o FLSmidth cotiza (ofrece), tiene que decir si tiene PEC (Personas Expuestas a Codelco, ex funcionario o pariente, etc.) y eso habilita el proceso. Nos pasó una vez que una empresa no declaró y decidimos no adjudicarle el contrato. En la Ley de Compras Públicas eso no es aceptable. Si se aplicara esta ley a Codelco, no podríamos comprar productos a la gran mayoría de las empresas que proveen de equipamiento minero a Codelco o, lo que nos ha sucedido, es que en conocimiento de eso las compañías no contratan a la gente de Codelco”.

“Codelco es una empresa muy grande y estas compañías proveedoras también son muy grandes. La probabilidad de que se crucen en algo es real”.

“Generó un gran ruido”

-Este año vienen cinco negociaciones colectivas, una en Radomiro Tomic, tres en El Teniente y otra en Ventanas. ¿Se mantienen los criterios de las anteriores: 0% de reajuste y bonos de menos de $4 millones?

“Vamos a seguir pidiendo sobriedad en las negociaciones colectivas, trabajando con nuestros sindicatos, en la lógica del pacto estratégico, teniendo presente que una golondrina no hace verano y que nuestro objetivo final es tener Ebidta y generación de caja que nos permitan minimizar la deuda para financiar nuestros proyectos. No nos vamos a desviar de esa lógica”.

-¿Qué significa “sobriedad”? ¿Cero reajuste?

“Digo sobriedad en el contexto del pacto estratégico. No contestaré nada más”.

-¿Vienen ajuste en la dotación de Codelco este año?

“Venimos en una tendencia de disminución (de la dotación). En Chuqui debemos adecuar la dotación a contar de 2019 a 2020 para pasar a la operación subterránea y ahí hay un proceso complejo, difícil, que está siendo conversado con las dirigencias sindicales”.

-¿Son 1.000 personas las que salen ahí?

“No me acuerdo”.

-¿O no lo quiere decir?

“No”.

-¿Y la objeción de Contraloría afectó el diálogo con los sindicatos?

“Generó un gran ruido”.

¿Por qué me van a exigir resultados de empresa privada, costos de empresa privada, resultados de empresa privada si no tengo las herramientas para generarlas?”.” Los procedimientos de Codelco son que cuando Komatsu, Sonda o FLSmidth cotiza (ofrece), tiene que decir si tiene PEC (Personas Expuestas a Codelco, ex funcionario o pariente) y eso habilita el proceso”.

Fuente: El Mercurio