El Ejecutivo trabaja en una opción para reponer la titularidad sindical por vía constitucional, que permita obtener los votos necesarios en el Congreso.

Con el norte fijo en lograr un acuerdo para defender la titularidad sindical, la Nueva Mayoría conformó un equipo técnico que estudia la viabilidad de una reforma constitucional que reponga la preeminencia del sindicato en la negociación colectiva.

La fórmula que se estaría trabajando es otorgar el “derecho preferente” a los sindicatos para negociar aspectos como los pactos de adaptabilidad o los servicios mínimos. En tanto respecto a la negociación colectiva, se reconocería el derecho de los trabajadores de reunirse para este efecto, en las empresas que no tengan sindicatos.

Sin embargo a pesar de que algunas fuentes señalaron que esta fórmula dejaría conforme a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), existe otro otra fracción pro trabajadores que no estaría de acuerdo.

Juan Vergara, asesor sindical mostró rechazo por la iniciativa y enfatizó que “desde el punto de vista jurídico, eso no es titularidad sindical, es cualquier cosa”.

Para Vergara esta fórmula sería lo mismo que existe en la legislación actual, pues se le otorga fuero y derecho a huelga a los grupos negociadores, cuando no existe un sindicato.

Actualmente los grupos negociadores pueden negociar de manera reglada y semi reglada. La primera tiene derecho a huelga y fuero. Sin embargo la reforma laboral sólo les permitía negociar de manera semi reglada, perdiendo los beneficios.

Vergara explica que “esto es una cortina de humo, con la ley actual los grupos negociadores tienen derecho a huelga y fuero si negocian de forma reglada, eso está en el artículo 315. Lo que pasa es que en la práctica negocian de manera semi reglada en el 14 bis, que son los grupos que firman un convenio colectivo, no un contrato”.

Para Vergara, la única opción viable sería que “la reforma constitucional estableciera que donde hay  sindicatos no hay grupos negociadores, y  la propuesta que están trabajando para resolver la titularidad sindical, no es titularidad sindical”.

Por otro lado, Enrique Munita, asesor laboral de Sofofa, tampoco está de acuerdo con la idea planteada, y expresó que “en Chile no es posible otra fórmula que permitir la libertad de negociación tanto a grupos negociadores como a sindicatos”.

Al igual que Vergara, considera que la iniciativa que se estaría trabajando actualmente no es un gran cambio, pues permitir a los grupos negociadores llegar a acuerdos con los empleadores cuando no exista un sindicato, es lo mismo que habría planteado el proyecto de reforma laboral que salió desde el Congreso.

Por lo mismo, la opción para Munita sería respetar lo que estableció el Tribunal Constitucional: “Las reglas del juego democrático y de respeto de derecho de los trabajadores, es permitir que se puedan negociar por otras agrupaciones distintas de los sindicatos”.

Es más, señala que el Ejecutivo estaría analizando ahora, algo que se pudo haber prevenido desde los inicios. “Quedaron atrapados porque la reforma era una reforma que establecía más posibilidades de pactar estas libertades y flexibilidad sólo para el sindicato, pero no se dieron cuenta que si uno lo analizaba desde la perspectiva de la libertad y de los derechos de los trabajadores, como está concebido en la actualidad en los países más desarrollados, y como lo han entendido los constitucionalistas en los países más desarrollados, esa libertad también la tienen que tener los grupos negociadores, entonces se equivocaron desde el comienzo”.

Sin embargo también destaca que la titularidad sindical sí es válida, pero en los casos donde existe una negociación por rama, donde un grupo negociador no podría participar, sin embargo eso en Chile tampoco es constitucional.

Fuente: El Pulso